✔ TIPOS DE PIEL

Existen cuatro distintos tipos de piel como lo son: Piel normal, piel seca, piel grasa y piel mixta. Cada una tiene cuidados y procedimientos distintos, para tratarlas es necesario saber como identificarlas, te iremos explicando cada una, así como también vamos a darte una serie de rituales de cuidados de la piel para que puedas mantenerla fresca y sana.

Tipos de piel

Piel normal

Piel normal

Se define “piel normal” por ser un tipo de piel equilibrada, posee lo mejor de dos mundos. Esto quiere decir que no produce demasiada grasa ni es demasiado seca. Muchos la denominan como “la piel perfecta”. Pero OJO, no por ser denominada de esta manera debemos olvidarnos de hidratarla con una buena rutina.

Cuidados para pieles normales

Si usas maquillaje durante el día, es necesario antes de acostarte desmaquillarte. Puedes hacerlo con agua micelar o incluso también con cremas desmaquillantes, tienes una amplia gama para tu tipo de piel. Luego de desmaquillar tu piel, usa un jabón especial para tu rostro, podría ser uno de avena, porque seguramente aun quedaron residuos de maquillaje en tu piel y la avena es rica en propiedades que ayudan a absorber la suciedad de la piel, evitar la deshidratación y eliminar células muertas e impurezas.

Una vez tengas tu piel limpia e hidratada, prosigue con una crema para la noche y una para el contorno de ojos, para de esta manera evitar líneas de expresión y ojeras. En el día, usa tu protector solar, como medida obligatoria para proteger tu piel de los rayos ultravioleta y también una crema especial para tu rostro. Te mostraremos los productos especiales para tu tipo de piel.

PRECAUSIÓN: ¡NO OLVIDES USAR PROTECTOR SOLAR SIEMPRE, AÚN ESTANDO SOLO EN CASA!

Mascarillas

Otras opciones que también puedes tomar en cuenta para mantener siempre una piel perfecta, es usar mascarillas que pueden ser tanto hechas en casa como compradas. Dentro de la gama de mascarillas que puedes comprar existen: las mascarillas de pepino que ayudan a disminuir las bolsas debajo de los ojos, hidratan y protege la piel, previene el acné y alivia los efectos por quemaduras del sol. Las mascarillas de avena que ayudan a aliviar el picor, irritación, eczemas, dermatitis, urticaria o psoriasis, tiene efecto limpiador, evita la deshidratación y elimina células muertas (mencionado en el anterior párrafo).

PRECAUSIÓN: Las mascarillas solo pueden ser usadas como máximos dos veces por semanas, tienen corta duración por lo que es recomendable preparar una porción especifica y deben estar al menos de 15 a 30 minutos en la piel, después de ellos es necesario enjuagar con abundante agua fría.

Piel Seca

Piel seca

Se define como “piel seca” al tipo de piel tensa, final y frágil, es así porque casi no produce sebo (grasa) natural, lo que ayuda a mantener una piel mejor cuidada, menos expuesta a las arrugas prematuras e hidratada, este tipo de piel requiere un cuidado un poco más extenso, es necesario y obligatorio como lo comentando anteriormente, usar protector solar.

Cuidados para pieles secas

Como mencionado anteriormente es necesario desmaquillarse si usaste maquillaje en el día, para tu tipo de piel que suele ser más propensa a sufrir con la limpieza facial y, en concreto, con el desmaquillado. Existen productos específicos formulados con ingredientes que además de aportar nutrición, son un tratamiento de hidratación para el rostro. Como la camomila, el aceite de almendras o el áloe vera. La manzanilla (camomila) limpia, tonifica suaviza, restaura el equilibrio de la piel inflamada, disminuye la apariencia de los poros y las venitas marcadas que se ven especialmente cerca del área de los ojos. Por otro lado, el aceite de almendras es excelente para tratar diferentes problemas en la piel, sobre todo la sequedad, los eczemas o el acné.

Piel seca cuidados

Todo ello se debe a los ácidos grasos que contiene, perfectos para hidratar la piel y por último, el áloe vera. Su uso diario hidrata y suaviza la piel actuando como un excelente regenerador celular. Debido a su alta penetración es un potente cicatrizante. Elimina las células muertas de la piel y favorece la salud de los tejidos. Luego de desmaquillarte usa un tónico, esto para eliminar todo excedente de maquillaje que pudiera quedar en tu piel, preferiblemente usa tónicos que no tengan alcohol para no resecar aun mas tu piel. Luego usa una crema hidratante para la noche y contorno de ojos. En el día, usa nuevamente una crema hidratante pero esta vez, para el día y jamás olvides el protector solar.

Mascarillas

Las mascarillas son excelentes también para cuidar tu tipo de piel, solo debes usarlas máximo 2 veces por semana, con ingredientes de áloe vera, aceite de argán, almendra dulce, manteca de cacao y también el ácido hialurónico son perfectas para mantener la piel hidratada y con brillo. El aceite de argán es conocido por sus propiedades de hidratación a la piel, así como también de la gran cantidad y diversidad de ácidos grasos y vitamina E, se absorbe rápidamente y no es pegajoso.

Mascarillas para piel seca

Por otro lado, la almendra dulce o el aceite de almendra dulce, es un hidratante que posee también un efecto anti inflamatorio además elimina manchas cutáneas, reduce arrugas y sirve como protector solar. También, la manteca de cacao proporciona hidratación, funciona como un antioxidante, rejuvenece la piel, y ayuda con los problemas de pieles sensibles. El ácido hialurónico, así como los anteriores ingredientes, proporciona hidratación a la piel, la reafirma, rellena las arrugas, da suavidad a la piel y complemente tratamientos estéticos.  Existen también las mascarillas caseras que te proporcionan también el mismo cuidado e hidratación.

Piel grasa

Se define “piel grasa” a las pieles que producen una elevada cantidad de sebo (grasa) y que además los poros tienen a dilatarse aún más, este tipo de piel es mas propensa a contraer espinillas y puntos negros, por esta razón se recomienda utilizar productos hidratantes y exfoliantes. Es recomendable usar protectores solares no comedogénicos y oil-free.

Cuidados para pieles grasas

Al finalizar el día si utilizaste maquillaje es obligatorio desmaquillarse, para tu tipo de piel grasa es necesario usar agua micelar o productos en formato de gel, que según los dermatólogos ayudan a disminuir la producción de sebo que provoca las espinillas y puntos negros, dándole a tu rostro una mejor apariencia. Una vez habiendo usado el desmaquillante de tu preferencia, para eliminar cualquier residuo de maquillaje es recomendable usar también otro producto desmaquillante, como podría ser el jabón de avena ya que el mismo tiene grandes propiedades que ayudan a mejorar la piel, combate el acné, es un exfoliante natural, elimina el exceso de grasa en la piel, la piel irritada y por ultimo las arrugas en la cara.

Luego de tener tu piel limpia y sin residuos de maquillaje, incorpora a tu rutina de noche una crema especial para pieles grasas que sea oil free y que además no sea humectante sino hidratante ya que la piel grasa tiene humectación de sobra, también aplícate un contorno de ojos para relajar esa zona y evitar líneas de expresión y/u ojeras. En el día, no es necesario usar crema hidratante, con solo colocarte crema hidratante por las noches basta. Por el contrario, utiliza un tónico facial que es beneficioso para tu piel porque arrastra las impurezas que se acumula en los poros y además prepara la piel en caso de que quieras usar maquillaje, por ultimo y muy necesario es importante el uso del protector solar cada mañana.

Mascarillas

Para este tipo de piel, las mascarillas son también muy importantes ya que depende del clima la piel tiende a empeorar un poco, por eso para las pieles grasas se recomiendan mascarillas de áloe vera, que ayudan a hidratar la piel que debido a su alta penetración es un potente cicatrizante, elimina las células muertas de la piel, combate las irritaciones y la dermatitis, estimulando y fortaleciendo las fibras de colágeno y elastina, también es un anti inflamatorio. Por otro lado, también son excelentes las mascarillas con arcilla blanca que además de ayudarnos a eliminar impurezas de la piel y evitar la aparición de acné y granitos, la mascarilla de arcilla blanca tiene un efecto tensor que ayuda a combatir la flacidez. Es indispensable saber que el uso de las mascarillas tanto caseras como no caseras deben tener un limite de uso de máximo 2 veces por semana.

Piel mixta

Se define como “piel mixta” a aquellas pieles que poseen una mezcla de dos tipos de piel, esto quiere decir que en la zona T la piel tiende a ser mas grasosa mientras que en el área de las mejillas la piel suele ser seca, esto se logra por una hiperproducción de sebo en la zona T, y en las mejillas se debe a una falta de sebo y al correspondiente déficit de lípidos. Muchas veces ocurre que confundimos la piel normal con la piel mixta, pero esto es un grave error ya que por el contrario las pieles mixtas necesitan una especial atención, porque tienden a provocar puntos negros, debido a que se acumula sebo en la salida del conducto sebáceo.

Cuidados para pieles mixtas

Para limpiar tu rostro durante la noche es importante retirar el maquillaje, ya que este producirá mas puntos negros por la suciedad acumulada en el rostro. Se recomienda usar una loción micelar que limpia en profundidad ejerciendo una función purificante y reguladora de grasa, pero nunca restando hidratación o astringiendo. Luego de aplicar la loción micelar, es importante usar un tónico para retirar todo el excedente de maquillaje que hubiera quedado en la piel. Los tónicos que tienen como componente las algas marinas proporcionan entre muchas otras propiedades purificación a la piel, son un excelente oxigenante, además ayudan a la regeneración celular e hidratan.

Luego de tener tu piel completamente limpia, añade a tu rutina una crema nocturna ligera con un bajo contenido de aceite y aplícala con moderación, es fundamental que la crema aporte una hidratación profunda y, al mismo tiempo, sea de textura ligera. Por último, en tu rutina de noche aplícate un contorno de ojos ya que esto protege tu piel de futuras arrugas y/o ojeras. En el día, No es necesario aplicar una crema hidratante, pero si es importante el protector solar.

Mascarillas

Una o dos veces por semana máximo, es necesario poner un poco más de atención a nuestra piel de la cara con unas mascarillas especiales para este tipo de piel, por ejemplo, están las mascarillas de te verde que aportan un poder antioxidante que ayudan a proteger la piel de agentes externos como el sol, además es muy útil para tratar el acné, las espinillas y eccema y también es un tónico natural. Las mascarillas hechas a base de arcillas son también un exfoliante natural, previene y combate las impurezas y posee propiedades antibacterianas que ayudan a mantener una piel limpia.